“Chiquito” ya está en guardia

By WBA 24/09/2013

Alberto "Chiquito" RosselCortesía: La Republica.pe

Campeón listo. A una semana de su tercera defensa por el título mundial interino minimosca, Alberto Rossel solo piensa en retener su cinturón frente a José Alfredo ‘El Diablito’ Zúñiga. Además, el pugilista también piensa en su academia de boxeo.

Lo que no tiene en estatura, le sobra en historia, aquella que con cada pelea se va convirtiendo en leyenda. Dentro de una semana, cuando defienda por tercera vez su título mundial interino en la categoría minimosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Alberto ‘Chiquito’ Rossel espera conseguir un nuevo triunfo que lo convierta en un verdadero gigante. El campeón  de 1,57 metros de estatura sueña con los ojos bien abiertos.

Concentrado en el objetivo de una defensa exitosa, ‘Chiquito’ Rossel ya está listo para enfrentar al mexicano José Alfredo Zúñiga y cuenta las horas para que llegue ese día tan esperado. “Ya estamos en la parte final de la preparación. Ha sido una preparación muy larga, la cual duró un poco más de dos meses de entrenamiento. En esta última semana voy a hacer un trabajo de ‘sparring’, para agarrar más distancia y forma deportiva para el combate. Ya estoy en grandes condiciones, bien preparado y listo para defender mi título por tercera ocasión”, le contó el boxeador nacional a La República.

Asimismo, el pugilista de 35 años sabe que tendrá un rival muy exigente en ‘El Diablito’ Zúñiga, quien es un boxeador con características bien definidas en el ataque y defensa, con las cuales se coronó campeón mundial plata del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). “Va a ser una pelea complicada, dura. Zúñiga es un boxeador muy bueno ofensivamente. Debo tener mucho cuidado, estar protegido todo el tiempo e ir ganando round a round. Hoy en día, todos los competidores que van a venir son muy competitivos, con grandes condiciones para ser campeones, pero yo voy a ofrecer una gran pelea porque estoy bien preparado. Me costó mucho ganar el campeonato mundial y quiero seguir teniéndolo. Confío en que realizaré un gran trabajo”, sostuvo el campeón peruano.

En la mente de Alberto Rossel no solo está retener su cinturón sino también el de concretar otro proyecto. “Acabando el combate frente a Zúñiga me meteré de lleno en ver la finalización de la construcción de mi gimnasio, que a la vez será academia en Villa El Salvador. Espero que para fin de año esté listo y poder difundir este deporte que tanto amo”, afirmó un “Chiquito” que piensa en grande.