Historical Day

By Daniel Alonso (Lo mejor del boxeo) 10/04/2012

Many things come to my mind, now when Alberto “Chiquito” Rossel will fight for the World Boxing Association (WBA) Minimum Interim title fight in Peruvian territory against the undefeated José Alfredo Rodríguez, from Mexico, and would like to share them with you.

April 14 will be a historical Peruvian night because as far as I know, there has never been a male title fight in the South American country.

Mauro Mina keeps on being the Peruvian Idol, although the “Chincha Express” never fought for a world title, despite his great accomplishments and brilliant achievement.

In more than one occasion, Mina managed to gather thirty thousand people in the Lima Stadium, to see him in action. His fights with Eddie Cotton are memorable.  Mina was never knocked out.  And was defeated only three times in his almost seventy professional fights.

What I do remember is 1983 campaign, where three Peruvian fighters had the opportunity  to fight for the world title. Unfortunately, none of them could win the title, because the three champions they faced were exceptional warriors.

The first was in February when Luis Ibañez traveled to Japan to challenged Jiro Watanabe’s Super Flyweight title. Watanabe had won the belt the previous year to the Panamanian  Rafaelito Pedroza. Ibañez did his best, but went down in the eighth round.

The second was the undefeated Orlando Romero (30-0-1), who traveled to New York to fight the great Ray “Boom Boom” Mancini, Lightweight Champion whose only loss was against Alexis Argüello.  That fight took place in the Madison Square Garden on September 15 and Romero’s dream finished by KO in the ninth round.

Two months later, on November 25, the undefeated Light Heavyweight Oscar Rivadeneyra (18-0), travelled to Canada to challenge the undefeated Michael Spinks’ unified title. Spinks only needed 10 rounds to finish with the dream.  Spinks defeated Rivadeneyra and he returned to Peru empty handed.

It is worth mentioning is that Luis Cox Coronado was another Peruvian who had the dream to win an International Boxing Federation‘s world title (IBF), but was defeated by the Colombia Irene “Mambaco” Pacheco, in 1999.

In spite of the result of the title fight between “Chiquito” Rossel and Jose Alfredo Rodríguez, Peruvian boxing will write and unedited history, to be the host of a World Boxing Association Championship fights.

 


 

Día Histórico

Ahora que Alberto “Chiquito” Rossel va a disputar el campeonato mundial minimosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en territorio peruano ante el mexicano invicto José Alfredo Rodríguez, me vienen a la mente algunas consideraciones que quisiera compartir.

La del 14 de abril será una noche histórica en tierra peruana, porque, hasta donde sé, nunca se ha realizado un choque titular masculino en esa hermana nación sudamericana.

Mauro Mina sigue siendo el gran ídolo del boxeo peruano, aunque el llamado “Expreso de Chincha” no llegó nunca a disputar una corona del mundo, pese a sus grandes ejecutorias y sus brillantes logros.

En más de una ocasión Mina congregó a treinta mil personas en el Estadio de Lima, para verlo en acción. Sus combates ante Eddie Cotton siguen siendo recordados. Mina nunca fue noqueado, y solo fue vencido en tres ocasiones en casi sesenta pleitos profesionales realizados.

Lo que sí recuerdo fue la campaña del año 1983, en la que tres púgiles peruanos tuvieron la oportunidad de disputar un campeonato del mundo. Lamentablemente ninguno lo logró, no porque carecieran del talento necesario, sino porque sencillamente enfrentaron a tres campeones que, en ese momento, eran verdaderamente excepcionales.

El primero de ellos fue Luis Ibañez, quien en febrero de aquel año viajó a Japón para encarar a Jiro Watanabe, por la diadema de los supermoscas que el nipón le había ganado el año anterior al panameño Rafaelito Pedroza. Ibañez hizo lo que pudo, pero en el octavo asalto sucumbió ante el poder de Watanabe.

Luego siguió Orlando Romero, quien llegó a Nueva York con hoja de imbatible (30-0-1), para medirse nada menos a Ray “Boom Boom” Mancini, el titular ligero que solo había sido derrotado por el gran Alexis Arguello. Esa pelea fue en el Garden el 15 de septiembre y en nueve asaltos  los sueños de Romero terminaron al ser noqueado por Mancini.

Dos meses después, el 25 de noviembre, el semipesado Oscar Rivadeneyra, entonces invicto 18-0 fue a Canadá a desafiar al también imbatible  titular Michael Spinks por la corona unificada de las 175 libras. Acá fueron diez asaltos los que se necesitaron para acabar otro sueño de gloria. Spinks triunfó y Rivadeneyra regresó a Perú con las manos vacías.

Vale la pena mencionar que Luis Cox Coronado también fue otro peruano que tuvo su ansiada oportunidad por una corona del mundo, en este caso de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), siendo derrotado en 1999 por el mosca colombiano Irene “Mambaco” Pacheco.

Al margen de cual sea el resultado del pleito titular entre “Chiquito” Rossel y José Alfredo Rodríguez, el boxeo peruano escribirá una historia inédita, cual es servir de escenario a un choque titular, bajo el reconocimiento de la Asociación Mundial de Boxeo. 

Felicito al promotor Jorge Bartra por montar este espectáculo sin precedentes, que pudiera darle al Perú, su primer campeón mundial masculino, porque una mujer, Kina Malpartida ya le demostró a los peruanos que un hijo de esa tierra puede llegar a titular mundial de boxeo.